La Eurocámara impulsa auditorías para asegurar la participación de mujeres en debates

Los firmantes del “Compromiso para aumentar la visibilidad de las mujeres en conferencias y debates” posan ante las cámaras momentos después de la rúbrica del documento, el 2 de marzo de 2018, en el Espacio Bertelsmann, en Madrid. (Foto: Oficina del Parlamento Europeo en Madrid)

Madrid (EuroEFE).- La Oficina del Parlamento Europeo (PE) en España impulsa una iniciativa en virtud de la cual entidades políticas, académicas y de comunicación se han comprometido a asegurar la participación de mujeres en los debates que organicen.

A la iniciativa “¿Dónde están ellas?” se han sumado ya instituciones como el propio Parlamento Europeo y la Comisión Europea (CE); los centros de estudios Elcano, Cidob y Es Global; las universidades Esade, Complutense, Rey Juan Carlos y Universidad Europea, y organizaciones como ONCE, Cermi y Ecoembes, entre otras.

Representantes de todas estas entidades firmaron esta semana un protocolo de intenciones por el que se comprometen a llevar a cabo auditorías internas en las que medirán el porcentaje de mujeres que han participado “como expertas o ponentes” en todas sus conferencias, mesas redondas o debates a lo largo de un año.

Las estadísticas se harán públicas en marzo de 2019 con el compromiso de mejorar esas cifras cada año.

Durante el acto de firma del protocolo, celebrado este viernes en la Fundación Bertelsmann, el portavoz y director general de Comunicación del PE, Jaume Duch, aplaudió la idea y animó a los firmantes y a todos los que vayan a sumarse, a no cejar.

“Como siempre no basta con textos, no basta con normas, es importante que no cejemos en el empeño de pasar de las palabras a los hechos”, dijo Duch.

“Nos une la firme voluntad de aumentar el papel de las mujeres para lograr alcanzar el nivel de reconocimiento que les corresponde, la igualdad de condiciones, la igualdad de visibilidad, la igualdad de influencia y la igualdad de la participación política a todos los niveles”, añadió.

Por su parte, la directora de la Oficina del PE en España, María Andrés, promotora de la idea, apuntó que, si bien la igualdad entre hombres y mujeres es uno de los valores fundacionales de la Unión, Europa se encuentra “apenas a medio camino para lograr la igualdad real”.

Ejemplos tangibles de que la brecha de género todavía persiste en la sociedad europea

“Las mujeres en Europa todavía hoy ganan menos que los hombres, la brecha salarial es del 16,3% en la UE, cifra que se reduce al 14,9% en España. Eso significa que a igual trabajo no hay igual salario entre hombres y mujeres”, recordó.
La eurodiputada del Partido Popular Europeo Teresa Jiménez Becerril apeló al “poder de decisión” de los parlamentarios para fomentar la participación femenina.

“En el Parlamento Europeo nosotros decidimos quién viene, tenemos absoluta libertad. Pues bien, tenemos una oportunidad de recibir a más mujeres”, afirmó.

Por su parte, la eurodiputada socialista Inés Ayala defendió la necesidad de las cuotas, un “instrumento infalible”, dijo.

“Ojalá no lo necesitáramos, pero de momento es el instrumento por objetivos que, cualquiera que se plantee un reto social, necesita establecer”.

La diputada europea del grupo liberal Beatriz Becerra reveló a su vez una práctica personal.

“A nosotros nos invitan continuamente a conferencias, a congresos. Yo, aparte de valorar otras cuestiones, siempre pregunto quién va a participar y, si no está equilibrado, no participo”, aseguró Becerra.

Por su parte, la eurodiputada del PNV Izascun Bilbao dijo haberse dado cuenta plenamente de la desigualdad hombre-mujer cuando se convirtió en la primera presidenta del Parlamento vasco.

“En esa etapa de mi vida, con esa responsabilidad, sentí que realmente vivíamos con mucha desigualdad, y mucho más desiguales de lo que yo había pensado hasta ese momento. Tenemos que aprender a identificar que vivimos en desigualdad”, advirtió.

Por su lado, Paloma López Bermejo, eurodiputada del grupo confederal de la Izquierda Unitaria Europea, pidió que la consideración de “experta” no deje fuera a las mujeres trabajadoras.

“Hay que visibilizar la participación de las mujeres, pero de todas las mujeres”, manifestó.